viernes, 16 de junio de 2017

Hiperconvergencia, un paquete unificado para su negocio



El concepto de hiperconvergencia apareció en el mundo de las tecnologías de la información hace aproximadamente tres años. Esta se refiere a una unión entre recursos de computación, almacenamiento y redes —y en algunos casos protección de datos y virtualización— en un solo conjunto unificado.


La idea detrás de esta tecnología es alejarse del modelo tradicional del centro de datos, en el que servidores, sistemas de almacenamiento y equipos de red deben ser comprados de forma independiente y su gestión se realiza mediante administradores específicos para cada plataforma. En cambio, la tecnología hiperconvergente permite que la adquisición sea más fácil y la gestión más simple y sencilla.

De esta manera, permite desplegar soluciones para cargas de trabajo mixtas e infraestructura de escritorio virtual integrada a través de las ubicaciones locales o remotas de manera rápida y simple.

Puede decirse que la hiperconvergencia es un nivel superior a la convergencia, en el que todo gira alrededor del concepto “definido por software”, materializándose en redes definidas por software (SDN, Software Defined Networks), almacenamiento definido por software (SDS, Software Defined Storage) y centros de datos definidos por software (SDDC, Software Defined Data Center).

De acuerdo con VMWare, una de las empresas más importantes de virtualización y aliada de Redsis, “Mientras el departamento de TI intenta encontrar la manera de satisfacer las demandas crecientes del negocio y, al mismo tiempo, mantener los costos bajo control, es evidente que la infraestructura tradicional no es el camino correcto. El hardware complejo y costoso no permite que el departamento de TI ejecute una organización ágil y eficaz que se adapte al ritmo rápido del negocio. Algo debe cambiar. La infraestructura hiperconvergente (Hyper-Converged  Infrastructure, HCI) surgió como una respuesta convincente a este problema, ya que ofrece una infraestructura moderna rentable y fácil de usar. Sin embargo, a medida que aparecen más soluciones de HCI en el mercado, es importante comprender la forma en que estas varían, las ventajas que ofrecen, y las que no ofrecen, y la importancia de la arquitectura adecuada”.

Beneficios para la empresa

Uno de los principales beneficios de la hiperconvergencia es precisamente esa: el tamaño y la gestión, pero también entra a jugar el tema del costo.

Es un poco difícil al principio identificar los beneficios económicos que esta tecnología puede traer a la empresa, sobre todo porque a simple vista el costo de implementarla no es considerablemente más bajo que un hardware tradicional.

Sin embargo, el verdadero ahorro es acumulativo en el largo plazo, ya que la hiperconvergencia permite un ahorro de espacio en el centro de datos y una disminución de la carga administrativa.

Ese ahorro se logra gracias a tres de sus características:
  • Reduce el uso de recursos administrativos y de espacio
  • Tiene flexibilidad de redistribución
  • Presenta una administración de almacenamiento simplificada
Otra de sus ventajas es que permite llevar productos digitales al mercado más rápido y agilizar procesos de expansión aprovisionamiento y gestión. Esto se debe a que al estar en un contexto hiperconvergente, los sistemas manejan varias tareas y el equipo de tecnologías de la información requiere menos especialistas para llevar a cabo esas funciones.

En resumen, las ventajas son:
  • Facilidad de adquisición
  • Reducción de la carga administrativa
  • No requiere soporte por parte de especialistas
  • Disminución de costos de mantenimiento
  • Reducción de la huella del centro de datos
  • Arquitectura de escala horizontal
Es importante anotar sobre este último punto que cada organización puede ir incorporando nuevos dispositivos o bien ampliando sus especificaciones a medida que vayan cambiando sus requerimientos. La incorporación de nuevos aplicativos también es automática: un solo clic basta para incorporarlo al clúster existente y para balancear recursos y cargas.

Al proponer un crecimiento modular, la escalabilidad es prácticamente infinita. Con la ventaja de que la puesta en marcha de cada uno de estos sistemas es solo cuestión de minutos y la garantía de desplegar entornos seguros.

Por otro lado, este tipo de tecnología es particularmente útil cuando se requiere una sustitución de equipos antiguos, cuando se necesita soportar nuevas aplicaciones o cuando se busca ampliar los recursos de tecnologías de la información a nuevas oficinas en locaciones alejadas.

Para tener en cuenta

¿Qué características debe tener una solución en hiperconvergencia para considerarla para su negocio?

1. Simplificar la configuración y administración con sistemas integrados.
2. Suministrar soporte técnico de software y hardware de un proveedor.
3. Proporcionar continuidad empresarial y disponibilidad de datos.
4. Permitir el crecimiento y facilitar las actualizaciones.
5. Proteger los datos con copias de respaldo y soporte de recuperación.

Tradicionalmente la infraestructura IT se trabaja de manera aislada para cada parte del negocio, por ejemplo: gestión humana, dirección, calidad, compras, producción, etc. A través de esta modelo la empresa debía someterse en las necesidades y requisitos de cada fabricante de software y en la necesidad de garantizar los rendimientos que cada uno solicitaba a sus clientes.
De esta forma, entra en escena la virtualización y con ella la facilidad de implementar sistemas convergentes en una sola solución de ingeniería preestablecida, pues el producto final que se entregará es tan homogéneo como una máquina virtual, que además es apta para todas las cargas de trabajo imaginables en el 95% de los casos que se presentan en una empresa.
HP, IBM, VCE, VMWare son algunas de las empresas que han diseñado soluciones convergentes de almacenamiento, cómputo y redes gestionadas. Tener un solo proveedor facilita el soporte y el servicio al cliente que se obtiene de estas empresas y al mismo tiempo elimina la complejidad operativa de contar con distintos proveedores de tecnología.

La elección de una nueva solución de infraestructura requiere especial atención. Una solución de hiperconvergencia inferior puede generar componentes aislados, dependencia de proveedores, rutas de actualización y expansión costosas, y un rendimiento impredecible.

Por eso, la clave para dar el primer paso hacia la hiperconvergencia es asesorarse de expertos en el tema que permitan determinar la solución más apropiada para su empresa, como Redsis, que ofrece soluciones en tecnología que se ajustan a cada negocio según sus necesidades y permite potenciar sus procesos haciéndolos más eficientes.