martes, 31 de mayo de 2016

Olvídese del multicanal, su empresa ahora debe ser omnicanal


Encontrar una respuesta eficaz desde diferentes canales de atención es el valor agregado de ser omnicanal.




















En el pasado, si necesitábamos algún elemento del supermercado debíamos ir por él, realizar filas eternas para pagar y, si era el caso, hacer una parada estratégica en el hogar para guardar los elementos perecederos. Este ejemplo de un canal tradicional de ventas quedó en el pasado. Las industrias del retail y las grandes líneas de supermercados alrededor del mundo cambiaron sus canales tradicionales; ahora, desde sus páginas web se pueden realizar consultas de sus productos, cantidades en el stock e incluso compras desde sus plataformas digitales para recibir las bolsas del mercado directamente en nuestras casas.